Dixit - contenido de calidad en la web


Live! 3p

Publicado el 18/04/2012 | por Vidal D.

2

Paul McCartney en Paraguay: felicidad extrema generacional

De hecho que cada uno vive los conciertos de una manera distinta. En momentos en que capaz deberías estar saltando a lo loco, tu cerebro usa la canción del artista interpretándolo en vivo, como elemento introspectivo para retrotraerte a tiempos mejores (o peores) y quedar paralizado físicamente, cuando en realidad estás teniendo un viaje mucho más copado dentro del cerebelo. Este es solo un punto de vista de lo vivido anoche, 17 de abril del 2012 en el estadio Defensores del Chaco.

Vino Paul, uno de los Beatles, por más de que ya se disolvieron, murieron un par de ellos, el ya quedó impregnado en la cultura general como beatle eterno, por más que no haga la gran Axl de girar solo con sus amigotes y ponerle el nombre de su antigua banda que fundó. Quedamos convencidos que a este señor no le hace falta eso para convocar a una multitud enloquecida.

Se ganó eso con casi cinco décadas de trayectoria, de estar siempre en la mira, sacando nuevos e interesantes materiales, encontrar la fórmula para que su música siga siempre vigente y por supuesto que ayudó un chiqui haber estado en una de las mejores bandas de rock de la historia, si no es la mejor, claro.

Es que todo fue tan rápido, ni dos meses de tiempo dieron para ahorrar y comprar las entradas que salieron a la venta a fin de mes pasado, sorprendió mucho lo rápido que se agotaron las más caras, y nos preguntábamos de dónde sacaba la gente la plata a esa altura del mes. En fin, todos los que estuvimos ahí pudimos sacar el dinero de hasta donde no había porque era inconcebible perderse un suceso como este.

Luego del lindo warm up por parte de Pee Lopez que tuvo su set beatle de remixes y versiones raras, se proyectó en las inmensas pantallas durante 20 minutos aproximadamente, la vida de los Fab Four en fotos y vídeos muy atractivos visualmente para dar paso ya a la historia que va a figurar en los libros. Era inminente, Sir Paul McCartney iba empezar su toque en Asunción, Paraguay, los humos que tiraba el escenario lo delataban.

Se mostró a su público que de entrada ya estaba extasiado por su sola presencia, el haciendo gestos toda la noche sin tocar una sola nota capaz hubiese sido suficiente, pero no, él vino para cosas más grandes acá, no solo para figuretear, vino a tocar unas cuantas cancioncillas de su autoría, 37 en total, que incluyeron 2 bises, que toque con 6 instrumentos distintos y deje como medio litro de sudor en suelo paraguayo.

El mágico y misterioso tour On The Run que vino a presentar este hombre a nuestro país, tuvo sus primeros picos de emotividad a partir de “All My Loving”, que es un tema de tonada alegre, pero daba como para reflexionar adonde estábamos parados. Es que la felicidad extrema recaía hasta en la más joven alma presente del estadio, que se manifestaba en minúsculas proporciones de lágrimas, solo se estaban aceitando los ojos para lo que se venía.

Y lo que se venían eran temas nostálgicos tras otro, sin importar la melodía, recuerdos encontrados de nuestros padres que observaban el recital sin mucho barullo, liquidando quizás con una felicidad reprimida de hace décadas, escuchando “Drive My Car”, “The Long and Winding Road” o “Sing the Changes” que vino con dedicatoria incluida para el otro miembro fundamental de The Beatles, su gran amigo John Lennon.

Las canciones ya hablaban solas. El gesticular Macca servía como médium entre la relación música-público que se armó con total intencionalidad en este recorrido que iba ser largo pero para nada empalagoso en un repertorio plagado de temática amorosa, asunto irónico para un hombre que perdió fortuna por culpa de una ex chupasangre hace poco tiempo.

La interacción 10 puntos con la masa eufórica la tenía clara, tirando a cada rato sus gracias en castellano y guaraní, contando una anécdota cortita de lo que aprendió en español en la escuela, muy atento a esos detalles que marcan el pensamiento general de los que fueron a verle que al final terminan diciendo: “pero qué humilde” y esas cosas. Se mandaba bailecitos regocijándose frente a una audiencia que lo miró así *_* en las 3 horas de espectáculo.

Siguieron los hits que pagamos para escuchar, se mando un “Ob-La-Di, Ob-La-Da” con un reclamo redundante por parte del Sir, “quiero que esta la canten con nosotros”, ¿cómo no? el enganche fue con “Back in the U.S.S.R.” y ¡ah! cabe destacar que las sillas de los sectores VIP estaban al pedo, casi nadie sentía el cansancio, no podían quedarse sentados, hubiese sido una falta de respeto que se quedaran sentados con “Day Tripper”, por dar un ejemplo.

Mató la tripleta con la que se iba al descanso por vez primera ganando por 6 a 0, “Let it Be”, “Live and Let Die” que traía consigo explosiones para el recuerdo y el primer súper-dúper pogo de la noche y “Hey Jude”, canción épica con coro aún más épico que te envuelve en piel de gallina por el final.

Oficialmente cerró con “Helter Skelter”, oh si, la primera canción metal de la historia con unos antecedentes bien macabros, pero como es Paul McCartney, le tuvo que dar una finalización más púlida (like a sir) y emotiva, así fue como hizo un chamburreado de “Gold Slumbers”, “Carry that Weight” y “The End” para poder decir chau, no sin antes flamear nuestra preciada bandera nacional para la foto y decirnos que volverá. Para los fanáticos de la primera época esto vale un: “ya puedo morir en paz”.

p.d.: las fotos las saque de zoom.ultimahora.com y los videos precoces de los usuarios javipen1970 y MrGuaiforever.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Dance-punk. Cheto sogue. Haso. Anti fair play. Palabras random. Dona textos en Rock en Paraguay, The Ventan y en la revista La Factory. Seguile en Twitter, está como @vidaldel92, de vez en cuando suele decir cosas súper interesantes que te van a cambiar la vida.



2 Responses to Paul McCartney en Paraguay: felicidad extrema generacional

  1. Pingback: La ciudad del rock empieza a temblar | Rock n' Town

  2. Pingback: ¡Se viene Ringo Starr! | Rock en Paraguay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba ↑