Dixit - contenido de calidad en la web


Random Dr. Facebook

Publicado el 19/02/2013 | por Luis Rios

0

Doctor Facebook

A menudo encontramos entre nuestros contactos a ciertos individuos que parecen no tener ningún amigo de confianza a quien acudir, o ninguna gana de pagar a un psicólogo por sus servicios. Por lo que deciden recurrir a la salida más rápida que tienen, el Facebook, ya que como dice su lema “Facebook es gratis y lo seguirá siendo” (o todavía no pillaron Twitter o no les alcanzan los 140 caracteres, ¡por suerte!).Dichas personas se caracterizan por, constantemente, escribir frases melancólicas como: “Tenés mi corazón en tus manos, por favor no lo dejes caer” o “Nada en este mundo se compara con el amor que te tengo por más de que lo hayas despreciado”. Todo esto es para ver si algún contacto caritativo le deja un comentario donde le dé fuerzas o le diga consejos para seguir adelante. Pero al darse cuenta que ni siquiera ‘Me gusta’ tiene, continua publicando frases dignas de canciones de cachaca pirú o vallenato, y al ver que no hay éxito, remata con un: “Vayanse todos a la mierda, nunca están cuando se los necesita. CHAU”.

Al parecer estas personas no caen en la cuenta de que A NADIE LE IMPORTA lo que le haya hecho su amorcito. Todas las personas con un poco de dignidad se reservan este tipo de publicaciones ya que son parte de su vida privada y las comparten solo con personas de extrema confianza alejados de la computadora, no en un sitio virtual. Estas personas parecen no diferenciar entre el mundo real y el cibernético. En la vida real no podes andar dando “toques” a cualquiera.

Si bien las redes sociales se inventaron para interactuar, esto no significa que se deba saber absolutamente todo de las personas. Existen ciertos datos e informaciones que es mejor no subirlas a internet ya que en algún momento pueden ser usados en tu contra. Pregúntenle nomás a Julian Assange y a los famosos con videos porno distribuidos por ahí.

Si de por ahí existen personas de buen corazón que deseen ayudar a estos individuos, algunos de los consejos que se pueden dar son: “Che, ¿por qué no salís a dar una vuelta a la manzana así te despejas?” o “Salí con tus amigos, te va a hacer bien” para los más diplomáticos. Si prefieren ser crudos y directos, se puede apelar a: “Buscate una vida, a nadie le importa” o “Seguro el/ella estará con alguien más ahora, ¿por qué no te desconectas de acá y haces lo mismo?” y los siempre acordes: “HACETE DAR” y “ANDÁ A LABURAR”.

La próxima vez que quieran contar sus problemas maritales por ahí, recuerden que ni la señorita Laura, ni la doctora Polo van a leer lo que están escribiendo para venir a mandar a la mierda al cachudo y regalarles un carrito lomitero a ustedes. Tampoco son contenido para su programa, necesita más dramatismo y miseria su historia. Si no tienen nadie a quien contarle sus problemas, consíganse un perro, el los va escuchar y será su mejor amigo.

Tengan algo de dignidad y dense cuenta que a nadie le interesa y menos a los que solo son sus contactos, esos que no saben ni porqué pero los tenés entre tus “amigos”.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

¿Se acuerdan del chismoso ese que murió? Ese no soy. Escribo lo que pienso, si no te gusta no lo leas, el único que puede censurarme es Vidal. Seguíme en @nosoyunvampire



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba ↑