Dixit - contenido de calidad en la web


Live! Red Hot Chili Peppers en Paraguay

Publicado el 06/11/2013 | por Vidal D.

0

Red Hot Chili Peppers en Paraguay: el grandioso agite

El rock nos convocó una vez más al Jockey para presenciar otro hecho histórico, la primera presentación de los californianos Red Hot Chili Peppers en nuestro país. La banda encabezada por Anthony Kiedis pero a mi entender líderada por Flea, vino a demostrar lo que se debe hacer arriba de un escenario, cargando el peso de tres décadas de experiencia y la presión de concebir un puñado de canciones que la gente adoptó como suyas.

Una presión aparte la tiene Josh Klinghoffer que todas las noches tiene la dura tarea de llenar los zapatos del icónico ex violero de la banda, John Frusciante quien grabó los discos más importantes de RHCP e impuso el estilo que dio fama mundial al grupo.

Arranca el espectáculo con Chad Smith dándole los primeros golpes a su batería y de a poco se van uniendo Flea, Josh y los otros dos sesionistas que acompañan al grupo en una zapada que deja muy extasiado a cualquiera. Cuando el público ya está hecho pororó en punto de ebullición aparece Kiedis y la locura empieza -o mejor dicho- no para (“Can’t Stop”).

No digo en vano que el gran petiso de Flea sea el líder de esta maquinaria del funk. Eso ya se nota en el sonido mismo de la banda y en vivo es más evidente el predominio de las líneas de bajo como el camino a seguir por el resto de los músicos. Al inicio mismo hubo un pequeño problema técnico con su bajo pero el continuaba tocando como si nada, ya cuando solucionan su inconveniente empieza a dar brincos como una cabra, cosa que es una constante durante las casi dos horas de concierto.

Ojo, Kiedis no se queda atrás ni en pedo. Este hombre de 51 años en excelente condición física también viene con un combo de saltos y corridas por todo el terreno del escenario. La voz que se manda es igual a la de los discos, su empleo del rapeo acelerado (la brutal “Right On Time” y la cuasi hardcore punk “They’re Red Hot”) es tan eficiente como sus registros más bajos en los clásicos “Scar Tissue” y “Under The Bridge” que cumplen con su objetivo principal: darte pirí.

¿Y Josh cumple con su objetivo? Depende de quién lo juzgue. El tipo le pone su marca personal a cada uno de los solos que ejecuta, eso sería algo digno de felicitaciones en cualquier grupo, excepto en este donde tienen canciones muy impregnadas en el imaginario de su público y cualquier modificación sería muy notoria. Sin calentarle mucho eso, le dio un giro de tuerca a unos cuantos temas aparentemente intocables (“Californication”), añadiéndoles finales extendidos.

Cada uno de los cuatro integrantes es un show aparte, Chad ya es tan bueno en lo suyo que mientras está tocando tira sus palillos y rápidamente los reemplaza por otros sin darte tiempo de analizar cómo lo hizo. Offtopic: maldigo a las personas que lo comparan con Will Ferrell, me fue imposible no imaginarlo al actor mientras lo veía.

El setlist recorrió casi toda su discografía dando preponderancia a Blood Sugar Sex Magik y a su último laburo, I’m With You. Faltaron temas, si. No obstante, las pérdidas fueron alivianadas en parte gracias a que las “no tan conocidas” y las improvisaciones que hacían entre varios temas estuvieron fantásticas, incluyendo una que empezaron al escuchar el “olé, olé olé olé, Red Hot, Red Hot”.

Haciendo un balance del show, me quedo con más cosas para contar sobre Flea que del grupo en sí. Ese gnomo saltarín fue el maestro de ceremonia y nos recepcionó hablando un español de mierda y divagándose mal (“El agua es mi madre, el agua es mi padre” le bajó mientras tomaba el líquido vital). Fue tan genial que entró caminando con las manos para el bis.

El punto flojo a mi parecer no fue la ausencia de ciertas canciones, sino que algunas sencillamente no reflejaban el espíritu que transmiten sus versiones en estudio. En esa bolsa meto a “Dani California” y su cierre con “Give It Away”, temas con mucha energía que se vieron un tanto desinfladas, no sé si por culpa de los encargados del sonido o por la misma banda.

De todas maneras, ese ínfimo detalle no saca ningún poco de brillo a estos señores músicos que la descosieron de principio a fin, la pirotecnia y las deslumbrantes luces dejémoslas a los que necesitan. Esperá un poco… acabo de escribir sobre un concierto de Red Hot en Paraguay, ahora recién dimensiono, empecemos de vuelta.

 

Tags: , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Anti fair play. Dona textos en Rock en Paraguay, The Ventan y en la revista La Factory. Seguile en Twitter, está como @vidaldel92, de vez en cuando suele decir cosas súper interesantes que te van a cambiar la vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba ↑