Dixit - contenido de calidad en la web


Live! Kings of Chaos en Paraguay

Publicado el 28/11/2013 | por Luis Rios

0

Kings Of Chaos en Paraguay: la realeza del quilombo

Ayer por la anoche un grupo de nueve amigos salieron a hacer sarambí en el Jockey Club para matar el miércoles y de paso, hacer pasar por todos los estados emocionales a las personas que nos unimos a su partuza. Siete leyendas vivas y dos estrellas actuales que la están rompiendo, se juntaron para hacer lo que mejor saben hacer, pasarla bien.

Comenzaba la noche con algo de Deep Purple. “Highway Star” y “Smoke On The Water”, Matt, Duff, Gilby, Steve y Glenn hacían su entrada triunfal. Glenn Hughes pisó fuerte y dio cátedra de cómo debe ser un frontman arriba del escenario. Hiperactivo, eufórico e imprevisible recorriendo de punta a punta el escenario, mientras sus músicos hacían el resto. Y es que Duff Mckagan y Steve Stevens sólo necesitan pararse con sus instrumentos para hipnotizar a la gente. Gilby Clarke fue el más picho con besitos para las niñas.

Luego Hughes dejaba su lugar a uno de los cracks de la actualidad, Corey Taylor quien dejó la máscara del número 8 Slipknot en su casa para hacer una versión del último hit de su otra banda Stone Sour, “Do Me A Favor” y continuó con el clásico de Billy Idol, “Rebel Yell”. Un Taylor muy relajado por sobre todas las cosas, irradió buena onda y se le notaba en la cara que la estaba pasando bomba.

El animal, Joe Elliot pisaba el escenario para tocar temas de Def Leppard, “Animal” y “Pour Some Sugar On Me” mientras Corey y Glenn le hacían los coros desde un costado. Joe animó a la gente como solo él lo sabe hacer, quizás no tenga el estado físico de Hughes pero hizo lo suyo y es que su sola presencia en escena impone respeto y devoción.

Steve Stevens se iba un rato a descansar pero faltaban 2 que todavía no habían aparecido y que fueron los más publicitados de todos. Así era como Slash y su nuevo robín, Myles Kennedy, subían para hacer una formación semiclásica de Guns N’ Roses y meterle al “Nightrain” y al “It´s so Easy”, muy buenas versiones de Kennedy en la voz, demostrando que no es solo una cara bonita y una sonrisa, sino que también tiene una garganta profunda (?). La gente venía saltando sin parar y era el momento de dar un pequeño respiro.

A continuación se vino el primer break de la noche, para dar paso a la sección acústica de este show y como en una peña todos sentados en semicírculo para chupar y acompañar al que tenia la guitarra. Matt y Duff con la acostumbrada casaca albirroja, ya no le compran a nadie con eso pero igual nomás pega. El primero en iniciar la peña fue Glenn Hughes con “Mistreated” rompiendo todo lo que había con su registro vocal. Mientras eso pasaba, Gilby Clarke tomaba cerveza y hacia ojito a las chicas.

Joe Elliot agarraba la guitarra para continuar con “Two Steps Behind”. Corey no quiso ser menos y se mandó una genial versión de “Through Glass” a pesar de que el sonido le falló un par de veces y le tiraron un porro prendido al escenario, él prefirió cagarse de risa y agradeció el petardo pero aún no tenía ganas de morir por un incendio. Gilby seguía tomando su cerveza y haciendo ojito a las chicas.

Los Guns/Velvet Revolver deleitaron con “Fall To Pieces” y cerraron el acústico con “Knocking on Heaven’s Door” y acá si Gilby dejo su cerveza para cantar pero aún así no dejó de romper corazones con sus guiños.

Un nuevo break para volver al pogo con “Burn” de Deep Purple otra vez con la excéntrica genialidad de Hughes para armar un flor de quilombo que se extendió gracias al enganchado entre “Communication Breakdown” e “Immigrant Song” para hacer un soberbio tributo a Led Zeppelin. De vuelta excelente performance de Myles de “Immigrant Song” y ni que decir Glenn en “Communication Breakdown”.

Corey Taylor vuelve a aparecer, esta vez sin remera, para el delirio, histeria y orgasmo femenino, toma la posta para “Slither”. En algún momento tras la salida de Scott Weiland de Velvet Revolver, Corey había audicionado para el puesto, por lo que el morbo de las especulaciones se hace fuerte ahora, sobre todo porque la rompió en este tema. Pero no se quedó ahí, fue por más y le dio su toque personal a “Mr. Brownstone” de los Guns.

Joe le hace a “Till Your Mother Down” y sorprendiendo con “Heroes”, clásico de David Bowie, para que Myles junto con los ex Guns y Steve Stevens coronen su enorme actuación con “Sweet Child O’ Mine” y “Paradise City”. Una noche de ensueño con truenos, nubes, llovizna, estrellas y todos los chiches que hacen que recuerdes estos conciertos por mucho tiempo.

Si existieron puntos negativos, sin duda fueron los organizativos, con guardias que te hacían perder la paciencia con sus controles cada tres pasos y su actuar con exagerada prepotencia sobre todo con las mujeres. También las molestas promotoras de smartphones y otras cosas que no te dejan caminar y por poco no te pegan en la cara sus folletos de promociones y demás.

Pero todo eso queda en la anécdota (hasta el que murió en medio del show, que en paz descanse, verdad) después de ver tan soberbio acto. Ahora a esperar el regreso de alguno de ellos a pesar que Gilby seguro ya tiene una casa por Capiatá de tantas veces que ya vino.

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

¿Se acuerdan del chismoso ese que murió? Ese no soy. Escribo lo que pienso, si no te gusta no lo leas, el único que puede censurarme es Vidal. Seguíme en @nosoyunvampire



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba ↑