Dixit - contenido de calidad en la web


Videojuegos Red Dead Redemption

Publicado el 14/01/2014 | por Fabi Devaca

0

Red Dead Redemption: porque los videojuegos también son arte

Red Dead Redemption: porque los videojuegos también son arte Fabi Devaca

Calificación final: La mejor experiencia en videojuegos que he vivido.

5


Roger Ebert (famoso crítico de cine), QEPD, dijo una vez que los videojuegos no son arte. Con todo respeto, se puede ir al yo discrepo. Tal como el cine o la música o la danza o la literatura o la escultura, los videojuegos proveen no solo entretenimiento y horas gastadas en vez de estudiar o descansar, también enseñan y producen emociones a los jugadores (los jugadores de Call of Duty y PES/FIFA son de los más emocionales).

Aún cuando hay videojuegos mediocres, también las hay películas (te estoy mirando a ti Ed Wood) y canciones. Pero juegos como Pacman, Mario, Sonic, Zelda, etc. trascendieron el género y son parte de la cultura general. Con los años hemos ganado juegos con mayores y más desarrollados temas, juegos con tramas y argumentos que nos invitan a pensar, reflexionar y sentir. Cuando a esto juntamos jugabilidad, gráfica y una banda sonora adecuada, tenemos inmersión asegurada y entendemos lo que nos quieren comunicar (al igual que con el cine, reemplazando jugabilidad por cualquiera sea su variable fílmica).

Red Dead Redemption es el ejemplo que siempre quitaré para fundamentar mi postura. Lógicamente, los gamers más conocedores sabrán de otros juegos mejores en narrativa, gráfica, sonido, jugabilidad, lo que sea; y seguramente los hay, pero mi elección es RDR y les explicaré porqué.

¡Forajidos hasta el final!

Muchos habrán aprendido del juego conociéndolo como un “GTA del Viejo Oeste”. Hecho por Rockstar Games, los genios detrás de GTA y varios otros como Bully, Midnight Club, Max Payne y L.A. Noire, estos tipos hacen juegos excelentes y merecen siempre nuestra confianza para probarlos. Lejos están los autos, motos y aviones, acá nos manejamos con caballos y carretas. Con un vastísimo mapa para recorrer, pronto nos damos cuenta de lo divertido que es galopar entre las vastas praderas y los desiertos, especialmente porque es fácil y (salvo le cansemos al pobre semental) y el paisaje que vemos lo hace todo mejor ambientado junto con la banda sonora (si la mantenemos activada, sino, sonidos de la naturaleza en todo su esplendor).

El mapa (más amplio que los de GTA San Andreas y GTA IV, ligeramente menor al de GTA V) está dividido en 3 estados: New Austin (desiertos, praderas, el viejo oeste), Nuevo Paraíso (norte de México, montañas áridas y con formas raras) y West Elizabeth (bosques de altos árboles, planicie, incluso algo de nieve). Cada región tiene su historia, su fauna y su flora. Los gráficos son excelentes y proveen espectaculares vistas.

Lo que podemos hacer en el juego es ilimitado. Como cualquier juego de mundo abierto, tenemos la libertad de recorrer el mundo según nos dé la gana. Aparte de las misiones de la historia principal, a lo largo y ancho del territorio se encuentran extraños, con historias y anécdotas aparte; existen eventos aleatorios como robos, animales persiguiendo gente, personas a las que rescatar o que nos tienden una trampa, duelos entre bandas de forajidos en los que podemos tomar partido como el bueno o el malo, ayudar a la policía o a los rateros, transportar mercaderías, etc.

Los desafíos ambientales merecen consideración aparte. Recolectar plantas que crecen cada cual en su respectivo territorio, cazar animales con cierta arma o de cierta forma, desafíos de disparos y buscar tesoros tienen su recompensa. También podemos deshacernos del crimen en el oeste despejando las guaridas, o conseguir las vestimentas que el juego nos ofrece cumpliendo una serie de objetivos. Es muy posible pasar horas jugando RDR sin necesidad de avanzar en la historia, o pretender ir de un punto del mapa a otro y no llegar nunca a distraernos en el camino.

Aun así, la historia y el protagonista son la parte esencial del juego. John Marston intentó dejar su pasado forajido atrás, comprando un rancho y llevando una vida normal con su esposa e hijo. Sin embargo, y como el juego nos lo recordará todo el tiempo, no puede escapar de su pasado sin esforzarse y los federales secuestran a su familia obligándolo a dar caza a sus antiguos compañeros, los que lo abandonaron a su suerte años atrás. Marston es un personaje complejo, aún cuando lo utilicemos a nuestro antojo, su personalidad guía el juego y de una u otra forma sentimos empatía por él y su causa.

A diferencia de personajes como Niko Bellic o el trío de GTA V, el juego no se distancia de lo que John cree y haría. Aún cuando Niko fue un personaje especial y muy querido, era incongruente saber que su deseo era escapar de la vida criminal y vivir tranquilo y legal cuando podíamos causar destrozos en toda Liberty City y matar inocentes; así también con Michael y Franklin en GTA V (Trevor escapa a esto, Trevor es CAOS). Ciertamente algo de incongruencia existe en RDR, porque las mismas opciones existen, sin embargo uno logra la identificación con John y uno quiere realmente hacer las cosas como él las haría. El sistema de Honor y Fama que ofrece el juego ayuda en este aspecto, pues las acciones se ven recompensadas con la ayuda de la gente y la vista gorda de las autoridades o con el aprecio de los malhechores.

Los temas centrales que encontramos en el juego son varios. Por un lado, esto es 1911, lejos estamos del esplendor del Viejo Oeste, la tecnología va ingresando lentamente pero de forma segura, con ferrocarriles, líneas de teléfono, incluso algunos que otros vehículos novedosos. La civilización en todo su esplendor llega a deshacerse de los salvajes y rateros, con los federales reemplazando el poder de los comisarios (marshalls y sheriffs). El pasado es de la supervivencia del más fuerte. Tenemos aquí el choque de dos culturas distintas, pero que en el fondo son la misma corrupta forma de vivir, si no te roban los forajidos, te roban los que usan saco y corbata y te cobran por vivir.

El nombre suena cool pero también tiene una razón de ser. La redención es lo que Marston anhela, ser libre con su familia y escapar del pasado. Pero constantemente, en diálogos o de forma más abstracta, tendremos en frente nuestro el recordatorio de que de una u otra forma el pasado regresa y debe ser enfrentado.

Red Dead Redemption - CONTRA UN FUCKING OSO!!!

En cuanto a la jugabilidad, los disparos y la conducción siguen siendo lo más destacable, fiel a su origen GTA. Pero merece muchos puntos un juego que permite domar caballos y guiar al ganado a que pasteé haciéndolo divertido. A primera vista parecen limitadas nuestras opciones cuando estamos acostumbrados a gigantes urbes, sin embargo todo está correcto para el contexto y la época, haciendo que nos creamos que estamos en el Oeste y lo disfrutemos, queriendo vivir allí (claro que el juego no te dice lo mal que se vivía, pero aún así, ¿quién no quiere vivir en Liberty City, por ejemplo?)

Mencione de pasada el apartado sonoro y merece ser extendido. Bill Elm y Woody Jackson se llaman los señores que crearon tan atrapante, emotiva y bien ambientada banda sonora, que varía según tu travesía y lo que ocurra a tu alrededor. Existen también ciertos temas que suenan tras misiones específicas que sí tienen voz, como la de José Gonzáles, “Far Away”, considerada una de las mejores del juego. Hecha con instrumentos propios de la época descrita, escuchar la música de RDR es sencillamente placentero. Y porque la música no lo es todo, mención para los actores de voz, en especial Rob Wiethoff que hace de John. El resto del reparto sobresale también, incluso los que hacen las voces mexicanas con tan particular acento. Y la naturaleza también se hace presente, pues cada animal del juego (38 especies) tiene sus sonidos particulares; inolvidable el primer momento que escuché a un puma rugir, sonido que es pesadilla recurrente de muchos jugadores ahora.

Con respecto al multijugador, es lo suficientemente variado para entretener. Puedes ir por tu cuenta por el mundo cruzándote con los demás jugadores, o entrar a distintas partidas y misiones como carreras, asaltos, defensas, etc. Claro que a tres años de su lanzamiento, se hace difícil tener alternativas para jugarlo.

Red Dead Redemption ganó mi corazón de jugador, es sencillamente un juego hermoso, lleno de matices, espectacularmente armado y muy divertido de jugar, su historia es entretenida y por momentos llega al corazón, la ambientación hace soñar con vivir en tales tiempos y permite vivir horas y horas de hermosas partidas, sin necesidad de continuar rumbo específico alguno. Arte hecho videojuego, gracias Rockstar Games.

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Te hablará de fútbol, cine, tele, videojuegos, música, política, religión, ciencia y pendejadas, todo en una hora. Casual en todo lo que hace, futbolista-kue con un gusto musical demasiado específico. Ex dúo de guitarras con Luis, quien aún espera su ayuda para los impuestos… seguirá esperando. Seguílo en @Fabi_Devaca que retuitea cosas interesantes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba ↑